Enrique Tresierra ha explicado en Castilla y León Televisión el caso en el cual el despacho ha obtenido sentencia favorable a dos jóvenes palentinas de 21 y 25 años que recibieron una sentencia beneficiosa en el cobro de sus pensiones alimenticias.

Las pensiones alimenticias a hijos de parejas separadas o divorciadas también se abonan a mayores de edad. La justicia estudia cada caso y, si los jóvenes viven todavía en casa del padre o madre y no tienen recursos económicos, lo normal es que esas pensiones prevalezcan. Para que esto suceda tienen que darse varias circunstancias: «La convivencia con uno de ellos y que se encuentre en periodo de formación», indica el abogado Enrique Tresierra.

Una reciente sentencia de un juzgado de Palencia da la razón a dos jóvenes de 21 y 25 años. Su padre quería suprimir la pensión a una de ellas porque había pasado una temporada fuera del domicilio familiar y a la otra porque había retomado los estudios después de trabajar: «Que realice trabajos esporádicos como monitora en un campamento no significa que esté inmerso en el mundo laboral», explica. Las dos hijas conviven actualmente con la madre y han conseguido mantener ese aporte económico destinado a su sustento, habitación, ropa y asistencia médica.

→ Ver entrevista